Declaración de Serafín Canario, director de la Central Termoeléctrica Punta Catalina, sobre patio de cenizas

diciembre 29, 2020 1:08 pm| FUENTE: DIRECCIÓN DE COMUNICACIÓN  ESTRATÉGICA.

Declaración de Serafín Canario, director de la Central Termoeléctrica Punta Catalina, sobre patio de cenizas

 

Es bien conocido que la generación de energía eléctrica basada en carbón mineral como combustible produce también una gran cantidad de residuos contaminantes, siendo la ceniza la de mayor proporción.

Por esas razones en los más de 100 años de utilización de centrales eléctricas de carbón, el diseño y construcción de la misma siempre incluye la captura, gestión y deposición de la ceniza de acuerdo a procedimientos, planos y especificaciones ambientales que garanticen un impacto ambiental y humano mínimo o aceptable.

En el diseño original de la Central Termoeléctrica Punta Catalina (CTPC), estas previsiones fueron establecidas e incluso durante los meses que la unidad 1, la cual fue operada por Consorcio antes de entregarla a la CDEEE en octubre del 2019, las cenizas se depositaron de manera organizada y se compactaron en la celda “A” del Patio de Cenizas.

Sin embargo, la pasada administración entregó el 18 de agosto de 2020 a la nueva gestión el Patio de Cenizas de la CTPC, el cual había sido convertido en un botadero de cenizas, en lugar de un relleno sanitario, ya que no respetaron las normas ambientales que se deben aplicar en el manejo de dicho patio, ni el depósito de las cenizas de acuerdo al diseño del mismo.

Esto produjo una reducción de aproximadamente 25% de la vida útil de la Celda “A”, ya que la capacidad de almacenamiento de la misma se había agotado a finales del mes de noviembre de 2020; por lo cual procedieron a depositar las cenizas en la Celda “B” que estaba parcialmente concluida.

 

Podemos afirmar que El Patio de Cenizas de CTPC no fue operado correctamente por la pasada administración de la CTPC, esto ha ocasionado que en lugar de un relleno sanitario, el Patio de Cenizas se convirtiera en un VERTEDERO.

Ante esta situación se creó un plan de acción de emergencia para recuperar la capacidad de almacenamiento establecida en el diseño original y adecuar el Patio de Cenizas al cumplimiento de las normas ambientales contempladas en el diseño original de la Planta.

Debido a esta situación, iniciamos la recuperación de la Celda A mediante los trabajos que la misma requería, para lo cual ha sido necesario rentar equipos pesados para modificar completamente el vertedero de cenizas existente, recuperando la capacidad de almacenamiento de ésta, respetando todas las normas ambientales especificadas en el diseño y operación de dicho patio.

Además, colocamos el 50% de mallas geotextil permeables que faltaba en el fondo de la Celda B y se procedió a corregir la forma en la cual había sido vertida las cenizas en la referida celda, compactando la misma según el diseño y la operación especificada de dicho patio.

La presente administración de Punta Catalina trabaja denodadamente para una gestión responsable del patio de cenizas. Se está haciendo todos los esfuerzos técnicos para transformar el vertedero de cenizas encontrado en un verdadero relleno compacto con absoluto control de las cenizas, en las próximas semanas se estará finalizando la ejecución de la corrección técnica que permitirá que las cenizas no sean un problema ambiental.

La solución que se ha desarrollado tendrá una duración de varios años y, para garantizar la solución definitiva, hemos iniciado la cotización de unos equipos y modificaciones técnicas que permitirán que las cenizas que se generen tengan las condiciones para que en un 90% pueda ser vendida a las fábricas de cementos del país.

 

El desorden del patio de cenizas fue heredado por nosotros. Nos fue entregado así en agosto 2020 por la pasada administración de Punta Catalina y nuestra administración en pocos meses, ha alcanzado la solución técnica a dicha situación.

Hay quienes plantean que la solución a estos inconvenientes está en apagar la planta de Punta Catalina, la cual produce entre el 25% y el 30% de la energía que es inyectada al SENI cada día.

Para la actual administración esa no es una opción, porque apagar Punta Catalina, que tantos recursos le ha costado al pueblo dominicano, sería condenar a esa misma población a sufrir

interminables tandas de apagones que afectarían además el proceso de desarrollo que fomenta el gobierno central.

29 de diciembre del 2020

 

 

Deja un comentario